El Servicio de Urología trabaja también en la prevención, control y detección precoz de patologías como el cáncer de próstata.

Entre las enfermedades urológicas se encuentran: Balanitis, Cistitis, Criptorquidia, cálculos renales (piedras en el riñón, litiasis renal, nefrolitiasis), cáncer de próstata, cáncer de riñón, cáncer de testículo, cáncer de vejiga, deficiencia de testosterona en hombres de edad avanzada (andropausia), disfunción eréctil, enuresis, epididimitis, fimosis (estrechamiento del prepucio), glomerulonefritis, hiperplasia benigna de próstata (agrandamiento de la próstata), infección de orina, infertilidad o incapacidad reproductiva (esterilidad), insuficiencia renal aguda (IRA), insuficiencia renal crónica (enfermedad renal crónica), litiasis biliar, orquitis (Inflamación de testículos), pielonefritis (infección urinaria alta), prostatitis (inflamación de la próstata), quiste renal y enfermedad poliquística renal etc.