Algunos de los tratamientos psicológicos más habituales son para solucionar problemas en estos ámbitos: estrés, ansiedad, depresión, trastornos de la alimentación, fobias, duelo o baja autoestima.

En algunas ocasiones no sabemos que nos pasa, en otras, nos sentimos perdidos o sin salida, mientras que a veces, solo queremos conocernos y decidir conscientemente y por nosotros mismos como vivir y relacionarnos. Para todo ello, la terapia psicológica es una herramienta eficaz que nos ayudará a descubrir y eliminar el malestar que estamos experimentando, así como a recuperar el equilibrio personal.

  • Terapias psicológicas
  • Sesiones privadas en las que tratar los conflictos personales.
  • Sesiones compartidas en las que apoyarse y comprenderse unos a otros.
  • Talleres específicos en grupo para solucionar u orientar en un problema en concreto.

Especialistas