El asma es una enfermedad crónica que afecta a unos dos millones y medio de personas en España, según datos de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR).

La padecen el 5% de los adultos y es más prevalente en mujeres que en hombres. Dos de cada tres asmáticos son mujeres y uno de cada tres son hombres. Esta cifra se incrementa en el caso de los niños, llegando a afectar hasta a un 12% de la población infantil. Se trata, además, de una enfermedad cuya incidencia se ha duplicado en la última década y que aumenta año tras año.

Aunque el asma tiene generalmente un fácil diagnóstico, existen muchos pacientes con asma que no están identificados y otros diagnosticados que en realidad no padecen esta enfermedad. Esto pasa porque muchos de sus síntomas son comunes en otras patologías y pueden llegar a confundirse con alergiascatarros o ansiedad. Con la llegada de la primavera, además, se incrementa el número de casos de asma alérgica, debido a alérgenos ambientales como el polen.

Si un paciente con asma no está diagnosticado, no puede seguir el tratamiento adecuado ni es capaz de reconocer ni tratar sus desencadenantes. De hecho, según datos de SEPAR, cerca de un 2% de los ingresos en hospitales españoles es producido por crisis asmáticas y un 80% de estos casos serían evitables con el tratamiento adecuado. Asimismo, el asma es la cuarta causa de absentismo laboral y la primera de ausencia escolar, por delante de cualquier otra enfermedad crónica.

Por ello, desde SEPAR, con motivo del Día Mundial del Asma (5 de mayo) quieren concienciar a los pacientes de que el asma es una enfermedad crónica que requiere un tratamiento continuado que permita controlarla totalmente para que el paciente pueda llevar una vida normal.

Si eres asmátio y tienes cualquier consulta sobre tu tratamiento del asma o bien sospechas que tú o alguno de tus hijos puede sufrir asma, no dudes en pedir cita con nuestra especialista en neumología, la doctora Eva Polvorino.